martes, 28 de febrero de 2017

La OEA: ministerio de colonias del imperio yanqui, vía expedita de la CIA (Segunda Parte)

United Fruit Company
los años en que Cuba sufrió el estar fuera de su modus vivendi con los países latinoamericanos, los gobiernos que desde 1961, estuvieron en el poder, no hubo momento de tregua para el pequeño país. Las infiltraciones de personal y armas, los sabotajes, los atentados, que además constan en la documentación de la ONU, son la prueba irrefutable, de que el capitalismo Estadounidense y sus aliados en el mundo, han hecho todo lo que la mente humana en ese país ha podido ingeniar para eliminar el ejemplo, que de por sí sola, emana de la Revolución hecha para los humildes, con los humildes y por los humildes.



Por Medardo Rivero Pérez
El Presidente Franklin D. Roosevelt en el interés de perfeccionar los  servicios de inteligencia estadounidense,  aconsejado por un militar y espía canadiense William Stephenson, sobre el particular,   le encargó, a su amigo William Joseph Donovan,  veterano de la primera guerra mundial, crear un órgano de inteligencia, que llenara sus expectativas; para ello lo nombra  “coordinador de información” en julio de 1941.
Para ese momento, no existe un organismo estadounidense, que se encargue de realizar la inteligencia sobre América Latina y el mundo, realizando esa, parcialmente, el FBI. El sistema político y económico estadounidense, necesita tener en quien confiar, en el área de la información encubierta, para tener la garantía de tomar las medidas geopolíticas, que hicieran perdurar su influencia y poder,  con el resto de los gobiernos y agencias.
Mediante una orden militar el 13 de junio de 1942, se establece la oficina de servicios estratégicos; su tarea consistió en recopilar y analizar información del Estado Mayor Conjunto de los Estados Unidos, y realizar operaciones no asignadas a otras agencias, que en algún momento de la historia, habría que investigar, cuáles eran y en que consistieron.
La oficina de servicios estratégicos, más conocida por su nombre original en inglés, “office of strategic services” u OSS, fue el servicio de inteligencia de Estados Unidos de América, que actualmente se  considera la antecesora de la Agencia Central de Inteligencia o CIA.
Mes y medio después, el 20 de septiembre de 1945, de participar y de ganar la guerra, junto con la URSS, quien llevo el peso principal; el Reino Unido, y la resistencia Francesa, EE.UU, decide disolver la OSS. Es el Presidente Harry S. Truman, es quien toma la decisión. Así, en octubre de 1945, las funciones de la OSS fueron asumidas por los departamentos de estado y de guerra. El Secretario de Guerra nombró al Brigadier general John Macgruder, supervisor de la disolución de la OSS, preservando así, el secreto sobre sus acciones.
En enero de 1946, el Presidente Truman crea el “Central Intelligence Group” (CIG), (o grupo central de inteligencia), que es el precursor directo de la CIA.
De esa manera, se crean y ponen a funcionar un organismo que va a estar presente en los principales eventos mundiales, desde un cambio de poderes, el asesinato de un dirigente político bajo diferentes formas, la persecución de líderes revolucionarios, la infiltración en movimientos patrióticos, asociaciones estudiantiles, movimientos obreros y campesinos etc, que tendrán una profunda influencia en las vidas y pensamientos de las personas en particular y la sociedad en lo singular. Se le ha dado vida, al monstruo más sanguinario, escurridizo, violento y clandestino, conocido en la Historia Universal.
En 1947, la national security act, estableció la primera Agencia de Inteligencia en tiempos de paz, que hoy conocemos como la CIA, que asumió todas las funciones de la antigua OSS y recibe las indicaciones de trabajar con profundidad en el área de América Latina, y dar vida, con mayor fuerza, a los propósitos de la doctrina Monroe.
Queda así echada la vía que establecerá el cordón umbilical que alimentara el fenómeno del colonialismo moderno: el neo-colonialismo, que en esencia estará fundado sobre la inversión en el robo de capital humano y financiero, para en el futuro, contar con los elementos necesarios, preparados, para cumplir la misión, de la nación que tiene la misión moral, institucional y constitucional de dirigir por los mejores caminos, al mundo: los EE.UU.
CAPITULO LA OEA, EN SU VINCULO A LA C.I.A..
LA CREACIÓN DE LA OEA:
La OEA surge como parte de la Conferencia Internacional Americana de Bogotá, Colombia, en 1948. Hay gran agitación por el  asesinato del líder liberal, Jorge Eliécer Gaitán, provocando el Bogotazo.
Quieren hacer ver a los pueblos la noción de que la OEA es el mecanismo aglutinador de las naciones del hemisferio. Pero su verdadero accionar, es estar al  servicio de Washington, pues, el «América para los americanos»  es la única doctrina a la cual responde y que data de 1823. ¡Lograron FINALMENTE, el  mecanismo idóneo, que guardaría los intereses norteamericanos, mediante el sistema, que tratarían, de que imitaran en sus territorios, el resto de los  pueblos integrantes.
Por supuesto, el anticomunismo seria su misión principal.
Terminada la segunda guerra mundial Estados Unidos quedó como imperio dominante en el Hemisferio Occidental, para lo cual comenzó a entretejer las estructuras de poder, sobre todo militares. Para dicho fin, buscó enseguida establecer formalmente relaciones militares con cada uno de los países de la región, preparando así las bases del sistema de defensa hemisférica que sustituiría, haciéndolo efectivo, al sistema ideado al inicio de la guerra, y que se habría comprobado, como potencialmente ineficaz en el sentido militar, aunque políticamente útil.
La mayoría de los latinoamericanos han visto a su vecino del norte (Estados Unidos) creciendo y más rico; ven a los elementos de élite en sus propias sociedades creciendo y más ricos, pero el hombre en la calle o en la tierra, en América Latina, vive la existencia precaria de su tatarabuelo… son menos felices con situaciones en las que, para citar un ejemplo, el 40 por ciento de la tierra es del 1 por ciento de las personas, y en el que, por lo general, una muy fina capa superior vive en grandeza mientras que casi todos los demás viven  miserablemente.
J. William Fullbright (Senador Estadounidense), en discurso al congreso acerca de la política de Estados Unidos en América Latina apenas terminada la guerra, puntualizaba, que se aprovecharon las estructuras bélicas existentes, y así entre 1945 y 1946, se generaron diversos instrumentos jurídicos, políticos, militares, financieros, etc. que con el motivo o pretexto de la Guerra Fría, junto a la situación económica… de los países latinoamericanos, que los hacía convenir acuerdos que aparentemente les facilitaban la modernización de los equipos militares a costos menores que los comerciales, aceleraron el proceso de dependencia en la rama de la defensa, además, con equipos viejos, usados desgastados y caros.
Estados Unidos quedó con un superávit de equipos viejos tras la guerra, que fue usado con grandes ventajas, en la “ compra” de los militares latinoamericanos, y a las plutocracias regionales, método empleado, también con éxito, con la venta de maquinarias de uso civil que ya no las usaban o  sustituidas por mejores modelos.
Los países y gobiernos latinoamericanos, compraban esas ofertas, que a pesar del uso y tiempo de usadas, les eran  vendidas caras y con intereses.
Sucesivamente se suscribieron el TIAR, los Pactos de Ayuda Militar (PAM), los contratos de adquisiciones de armamentos, se acordaron las Operaciones Unitas y Programas de entrenamiento de personal militar; se crearon otros lazos militares en el marco de la carta de OEA y del sistema interamericano, concretándose la Junta Interamericana de Defensa, mediante las reuniones de comandantes en jefe, etc.
Todas estas acciones, permitían a la C.I.A la ventana ideal para introducirse en los países, sembrar agentes y controlar a los gobiernos y a los generales de sus FF.AA. El sistema de Preparación de los oficiales y tropas imito al de las FF.AA. norteamericanas, así como también el sistema de tratamiento ideológico para las mismas. La Seguridad Nacional de los países latinoamericanos, se sumo a los intereses estadounidenses, quedando así, los pueblos, a merced de los Golpes de Estado, asesinatos selectivos, desaparición de personas, torturas, prisión y desmantelamiento del movimiento obrero, campesino, estudiantil, así como de los indígenas.
La CIA en su larga historia de intervenciones violentas, alrededor del mundo, utilizando O.N.G (Organizaciones No Gubernamentales), disfrazadas de organizaciones para la democracia, libertad y desarrollo económico, sobornando personas influyentes, claves dentro de los países que explotan, ya sea por sus riquezas naturales, por su geografía estratégica o por sus posturas anti-estadounidenses, empleando, como método preferido, la coacción psicológica, la violencia física y la armada.
COMO SE GESTIONAN LOS GOLPES BLANDO.  PAPEL DE LA OEA:
Para lograr al objetivo se recurre a diferentes formas y métodos, tales como el secuestro de líderes o su desmoralización. Incluyen líderes sociales, políticos, económicos y militares; se infiltran en los todos los rincones de la sociedad,  causan desestabilización, incitan a la violencia, causan crisis sociales y económicas, provocan disturbios e irritación en los pueblos contra los gobiernos que quieren derrocar o las personas que quieren separar de las masas. Si esto no funciona, se constituye en necesidad, asesinar.
La OEA, que tiene todos los instrumentos de poder para condonar estas acciones, se limita a cumplir lo que le dicen desde Washington. Esta actitud, fue la que contribuyo a que el canciller Raúl Roa, de Cuba, la llamara “Ministerio de Colonias”, definiendo el carácter y contenido de sus acciones.
Las formas más utilizada en los últimos tiempos son: la Guerra Económica, Financiera y Comercial desde organismos multilaterales, gobiernos y empresas que en línea con los objetivos C.I.A escritos por Allen Welsh Dulles, su director, y que se convertirían en el fundamento ideológico de la labor encubierta de la misma, y que constituyen su objeto de trabajo, aun hoy, en actualidad
OPERACIONES SUCIAS DE LA CIA EN LATINOAMÉRICA: OJOS Y BOCA, CERRADOS DE LA OEA
1. GUATEMALA EN 1954
En 1944, la violenta y sangrienta dictadura de Jorge Ubico, apoyado por Estados Unidos, derrocado por un levantamiento popular, y harto de las brutales injusticias se alzo, contra un gobierno que en realidad no gobernaba en el País, por cuanto quien lo hacía era la The United Fruit Company, una compañía muy rica de Washington que practicaba la esclavitud con trabajadores y población. Arrebataron sus tierras a los campesinos, los que además, fueron obligados a trabajar sus propias parcelas por migajas; quien no obedecía era castigado brutalmente por la fuerza policial, quien a la orden de la presunta empresa agrícola estadounidense, ordenaba.
La United Fruit Company, fueron creadores de los Ejércitos y Policías privados, hoy paramilitares, que cuidaban las propiedades mal habidas de la compañía y otros latifundistas.
Duró 10 años la tranquilidad en Guatemala, pero el Presidente Dwight Eisenhower implementara el plan para derrocar al gobierno;  recordar que este mismo presidente, cuando Cuba hizo las nacionalizaciones, y entrego la tierra a quien la trabajaba, dio instrucciones a la OEA para que se tomaran las medidas contra esa rebeldía, e hizo lo mismo que contra Guatemala.
El Golpe de Estado que estremeció a Guatemala en 1954, resultado de la operación encubierta llamada pbsuccess (criptónimo CIA), que comenzó bombardeando la capital guatemalteca por aviones estadounidenses.  Esta acción organizada por la CIA estadounidense para derrocan a Jacobo Arbenz Guzmán, como Presidente de Guatemala quien fuera electo democráticamente por el pueblo, que la OEA, no sanciono, pero al  oponerse a los intereses de la United Fruit Company y permitir que los miembros del partido comunista de Guatemala —Partido Guatemalteco del Trabajo— influyeran en las decisiones más importantes de su gobierno, “se gano” dicha operación.
El joven Ernesto Che Guevara vio allí la brutalidad de primera mano. Cientos de líderes campesinos fueron ejecutados. Se produce entonces la guerra civil guatemalteca; muchas comunidades campesinas e indígenas mayas fueron masacradas. Al final de la intervención de la CIA, habían  muerto 200 mil personas. Las empresas estadounidenses volvieron a ser las dueñas en el país centroamericano. Washington estaba feliz, la OEA, sonreía y la CIA era condecorada.
2. HAITÍ EN :
Haití es igual de estratégico para Estados Unidos como lo son República Dominicana y Cuba; que Washington no titubea cada vez que mengua su poder en la región caribeña. Por ningún motivo Estados Unidos permitiría que los gobiernos de la zona se inclinen hacia la izquierda, y de que eso que no suceda, se encarga la CIA.  y la benevolencia de la OEA.
En 1959, en Haití surgió un levantamiento popular contra el brutal títere dictador Francois Duvalier, favorito de Estados Unidos. La CIA  impidió,    que se le derrocara. En pago Duvalier creó un Ejército con apoyo de Washington para actuar con violenta represión contra las comunidades provincianas. Duvalier y su hijo, Jean Claude Duvalier, quien heredó la dictadura, ordenaron masacres difíciles de describir por su profunda y sangrienta crueldad. Más de 100 mil personas fueron asesinadas. Cuando en 1986 se vino una rebelión incontrolable, ahora sí, un avión de la Fuerza Aérea de Estados Unidos, rescató a Jean Claude Duvalier y se lo llevó a vivir tranquilamente a Francia.
¡¿Qué hizo la OEA?¡. Sencillamente, nada. ¡¿Que hizo la CIA?, salvar al dictador¡
3. BRASIL EN 1964
El año 1964 fue un año de cambios increíbles en Brasil. El Presidente democráticamente electo, Joao Goulart, implementó su “Plan  Básico de Reforma”. Aunque Estados Unidos siempre ha basado su control sobre pueblos ajenos al suyo, manteniéndolos en la ignorancia, se había producido un cambio que de verdad, les molestó: una reforma fiscal que menguaría las ganancias de las corporaciones multinacionales de Estados Unidos y sus aliados. Claro, también les molestaba que otra reforma devolviera tierras a sus dueños legítimos y repartiría otras, a personas pobres.
La CIA entró en acción y derrocó al gobierno de Goulart en 1964 e instaló una dictadura brutal, que duró 19 años. Durante el régimen, miles fueron torturados y cientos ejecutados. También se encargaron de eliminar a todos aquellos que tuvieran pensamientos izquierdistas, y en especial, marxistas. Cada vez, era más necesario, insistir en que no hubiese comunistas en estos procesos. ¿Qué hizo la OEA? ¡Callar¡
4. URUGUAY EN 1969
Durante los años sesenta, movimientos revolucionarios se esparcían por Latinoamérica. Uruguay estaba hundido en una crisis. Surgieron los enemigos más grandes de Estados Unidos en este país latinoamericano: Los Tupamaros, una guerrilla revolucionaria urbana. José Mujica formaba parte de ella; su esposa Lucía Topolanski, también. Washington se empeñó por detenerlos, por la influencia y poder que estaba adquiriendo el grupo. Nelson Rockefeller fue a Uruguay para observar, que efectivamente se extendía un sentimiento anti-yanqui y regresó a Washington para alertar que algo necesitaba hacerse con carácter urgente.  La C.I.A  envió a su agente Dan Mitrione quien entrenó a las fuerzas policiales en tortura y otras cosas macabras, e indescriptibles.  Con ayuda de la CIA se instaló la dictadura militar de Juan  María Bordaberry, hombre de la CIA, quien gobernó el país bajo instrucción directa de Washington 12 años. Mató a cientos de personas, torturaron a decenas de miles. La represión fue tan brutal que los uruguayos tenían miedo hasta de bailar.
5. BOLIVIA EN 1971
Las riquezas mineras de Latinoamérica es la envidia de Estados Unidos y hacen todo, en su poder, para controlarla. Por décadas, las corporaciones estadounidenses mantuvieron vasta regiones de Chile, Bolivia y Perú en la esclavitud absoluta durante los sesentas. Cuando los esclavizados se atrevían a rebelarse eran aniquilados de inmediato por montones. El Che Guevara viajó a Bolivia y se encargó de promover la revolución en 1967. Para esas fechas, las mineras extraccionistas de Estados Unidos mantenían en la esclavitud  hasta los hijos de sus peones. Dos años después, el che fue asesinado por un agente de la CIA de origen cubano. Ya sin nada que les estorbara, Estados Unidos instauró una junta militar.
Pero de nuevo las cosas se les voltearon a los de Washington. Tomó el poder el general Juan José Torres y trajo consigo reformas para los trabajadores y los pobres. Los bolivianos estaban ilusionados, pero la CIA no, y para llevar a cabo sus sucias instrucciones reclutaron al General Hugo Banzer, su agente CIA, que lideró un Golpe contra Torres y en 1971,  inició su violenta dictadura. Mandó a torturar a un sinnúmero de opositores y a ejecutar a cientos de líderes políticos influyentes. Encarceló a otros 8,000 todo bajo la tutoría y complacencia de Washington. ¿Qué hizo la OEA?
6. CHILE EN 1973
Otro país brutalmente explotado por las corporaciones estadounidenses hundido en la miseria. Otro país más en que la C.I.A movió todo para desprestigiar en los medios de comunicación nacionales e internacionales al gobierno del Presidente Salvador Allende. Extorsión, tortura, encarcelamiento y asesinato como medida para acallar a los anti-yanquis. Provocar escasez para que el pueblo confrontara al gobierno que EE.UU. no quería, particularmente, porque nacionalizó sus riquezas mineras. Pero también le irritó muchísimo  que Allende les diera casa y educación a cientos de miles de personas. Entonces, lo mismo que hoy sigue haciendo en todo el mundo: planeo un golpe de estado y, de ser necesario, antes, causar miseria en todo el país.  El 11 de septiembre de 1973, el general Augusto Pinochet, con tendencias al fascismo, y neoliberal convencido, y hombre de la CIA junto con otros,  lideró el Golpe de Estado con todo el apoyo de la CIA, incluyendo armas y equipo militar blindado.
Aviones de guerra bombardearon el palacio presidencial. Asesinaron a Allende, quien antes de morir diría a su pueblo: “¡yo no voy a renunciar! colocado en un tránsito histórico, pagaré con mi vida la lealtad  al pueblo. Y les digo que tengo la certeza de que la semilla que hemos entregado a la conciencia digna de miles y miles de chilenos, no podrá ser segada definitivamente. Tienen la fuerza, podrán avasallarnos, pero no se detienen los procesos sociales ni con el crimen ni con la fuerza. La historia es nuestra y la hacen los pueblos.”
Pinochet gobernó los siguientes 17 años. Mandó encarcelar a 80 mil personas; tortura a 30 mil, y asesinar a 3 mil 200. Era uno de los pilares del plan cóndor, orientado y coordinado por la CIA y Kissinger, al que dieron un “Premio Nobel de La Paz”.
7. ARGENTINA EN 1976
Los argentinos vivieron la dictadura más sangrienta de América del Sur. Es traumático el simple hecho de leer las atrocidades que se cometieron. Campos de concentración, centros de tortura, masacres, violaciones, golpizas a mujeres embarazadas y ejecuciones de niños y niñas. En total, 30 mil personas fueron ejecutadas. Detrás de todo, la CIA. en 1973, Argentina resistía una crisis política tan grave que el presidente Juan Perón se desmoronó y murió de un ataque al corazón en 1974. Su esposa tomó el poder sólo para enfrentar conflictos hasta dentro de su propio Partido Peronista.
La CIA esperó sigilosamente hasta 1976, cuando la situación era tal que se les hizo fácil entrar y hacer, lo suyo. Claro, reclutaron a un general, de nombre Jorge Rafael Videla su agente y, de nuevo, un Golpe de Estado en otro país latinoamericano y otra dictadura títere de Estados Unidos. En esta ocasión, aparece como supervisor de la desgracia el infame secretario de estados, Henry Kissinger. Lo demás es otra historia de genocidio y abusos de derechos humanos con la anuencia de los desvergonzados e hipócritas dueños del poder en Washington.
8. EL SALVADOR EN 1980
Este país centroamericano sufrió bajo la intervención estadounidense con la supervisión de la CIA. ya Washington había apoyado una dictadura brutal que duró exactamente 50 años entre 1931 y 1981. Campesinos e indígenas fueron aplastados sin piedad y a sangre fría. Más de 40 mil, fue la cantidad de masacrados. Las cosas eran tan graves que se dio algo insólito prácticamente.  Hasta la iglesia católica intentó intervenir a favor de los pobres.
El Salvador era controlado por 13 familias mafiosas que se habían apoderado del 50 por ciento del territorio nacional. Estas 13 familias estaban muy estrechamente vinculadas a Washington.
La C.I.A, entrenó al ejército y lo dotó de todo el equipo letal necesario. Cuando la CIA se enteró de que los Jesuitas, ayudaban a las masas, ordenaron  la muerte de Arnulfo Romero. También, le pidieron a Juan Pablo Segundo, hablar con el obispo Arnulfo Romero, para  que desistiera. Romero se negó y lo mataron durante una misa en 1980.
El Salvador fue hundido en una Guerra Civil de 12 años que,  subvencionada por la C.I.A,  cuando terminó el flagelo, más de 75 mil personas habían sido asesinadas; Estados Unidos, estaba feliz. La CIA, era galardonada, vivía momentos indescriptibles: era centro de decisiones que hacían mas fuerte a sus mentores.
9. PANAMÁ EN 1989
Insólito. El Presidente Manuel “cara de piña” Noriega, Agente de la CIA,  narcotraficante,  de 30 años de agente CIA, se vuelve dictador. Por su ubicación geográfica, Panamá era de suma importancia para Estados Unidos. Cuando el Presidente Omar Torrijos intentó sacar a los gringos del canal de panamá, la CIA colocó una bomba en su avión y punto final al conflicto con él. En 1983, Noriega tomó el poder. Para Washington, no había problema con todo eso mientras cara de piña le obedeciera. De hecho, presuntamente fue instrumental en el irán-contra-gate, mediante el cual se llevaba a vender cocaína a comunidades afro-americanas de los ángeles para comprar armas en irán y entregárselas a los contras nicaragüenses.
El dinero, el poder, y su egolatría, hicieron pensar a Noriega, que estaba por encima de todos. Obsesionado con el poder, desconoció al que sería Presidente que Estados Unidos quería para Nicaragua en 1989, es decir, Guillermo Endara. En su lugar, Noriega designó a Francisco Rodríguez y lo impuso a través de elecciones fraudulentas.
Hostigó las bases militares de Estados Unidos en su país. Estados Unidos no lo permitió e invadió Panamá en diciembre de 1989, se llevó detenido a Noriega y lo encerraron en una cárcel, que por su condición de agente y haber cumplido tareas importantes, no sufrió mucho. Pero  mataron a 3 mil 500 civiles inocentes y 20 mil fueron desplazados.
10. PERÚ EN 1990
Por último llegamos a Perú. Pero hay que entender que este sólo es el final de esta lista, pero no de las acciones que sigue llevando a cabo la C.I.A en toda Latinoamérica. Estos 10 caso sirven para entender que Estados Unidos, siempre, ha sido igual… tomará las medidas que sean necesarias para ejercer su brutal, violento, descarado, desmedido y genocida dominio en esta y todas las regiones que considere pertinente.
En Perú, otro agente de la CIA, Alberto Fujimori, que en 1990 resultó ser electo presidente. Hombre mediocre en toda la extensión de la palabra, sin preparación, ni ideas, ni estrategias; sin influencias políticas y sin carisma. Sin embargo, era muy observador y oportunista; tuvo la inteligencia de hacerse acompañar por un hombre muy inteligente y como él, oportunista, abogado, cuyo nombre, Vladimiro Montesinos, también, agente de la C.I.A, a quien nombró Jefe del Servicio de Inteligencia Nacional. Se montó un grupo paramilitar para asesinar a izquierdistas y marxistas. Disolvió al congreso y encarceló a todos los miembros de la suprema corte de justicia. El financiamiento de todas las atrocidades organizadas y realizadas, corrió a cargo de la C.I.A.
La documentación y las fuentes de la propia agencia de inteligencia norteamericana difundidos por la red wikileaks demuestran la existencia de su trabajo intervencionista en la región bajo el perfil de la diplomacia estadounidense.
LA C.I.A, SU CREACIÓN Y FINES:
En 1947, el entonces Presidente de Estados Unidos, Harry S. Truman, autor del genocidio atómico de Hiroshima y Nagasaki, decretó la creación de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) para el espionaje e intervencionismo político a nivel mundial. La  personalidad de este político estadounidense, tiene como base un perfil psicológico desnaturalizado, sin equilibrio motivacional, con tendencias de ego muy exigentes, especialmente en considerar a los estadounidenses los únicos seres racionales del mundo; cercano al pensamiento de limitar el crecimiento de la raza humana, especialmente de aquella que está en la pobreza.
La CIA estrenó su papel intervencionista en 1953 con el derrocamiento del Primer Ministro de Irán, Mohamed Mossadeg, que había nacionalizado compañías petroleras multinacionales y en 1954 con la invasión a Guatemala para derrocar al gobierno nacionalista del coronel Jacobo Arbenz, quien había expropiado latifundios de United Fruit.
En 1959 triunfa la Revolución Cubana y proliferan movimientos de izquierda en la región con el acompañamiento de la Unión Soviética que, por sus propios motivos geopolíticos, apoyaba a Cuba. Por su parte, Washington  lideraba el movimiento anticomunista que desde 1960 ejecutó Golpes de Estado en Brasil, Argentina, Uruguay, Chile, El Salvador, Guatemala y República Dominicana.
Los avances progresistas en el continente americano aceleraron la intervención de la CIA; conspiraciones golpistas, despliegue de campañas mediáticas, planes de magnicidios, ejecuciones extralegales, persecución masiva, torturas y desaparecidos.