martes, 14 de febrero de 2017

LA FLOR DE VENEZUELA O EL OCASO DE "LATINOAMERICA" Y CARLOS RICARDO CISTERNA. Por: Manuel Silva



Procede antes de comenzar, realizar una introducción que refleja una síntesis del porqué en mi nota pasada advertía que no voy aceptar chantaje de ninguna índole.
Se ha puesto de moda últimamente, saltar la talanquera o cambiarse de chaqueta sin vergüenza alguna por un lado y, trabajar en empresas del estado haciendo labor de zapa por el otro, en los dos casos los actores proceden del mismo sitio y perjudican enormemente al proceso revolucionario burocratizando y caotizando en gran medida la administración pública.
Estas situaciones han provocado una catarata de denuncias desordenadas que llega un momento en que tú no sabes cuales son ciertas y cuáles no, incluso, un porcentaje nada despreciable muchas veces se deben a venganzas y retaliaciones personales empantanándolo todo de tal manera que, por esa banalización se aprovecha para tildar a tirios y troyanos de contrarrevolucionarios y todo aquel que asome la cabeza con una crítica razonable y constructiva, pasa a ser enemigo de la revolución, salta talanquera y lo mínimo que se gana como premio es que se le recrimine que no trabaje en una UBCH, en un CLAP o que es sospechoso de trabajar pa´ la MUD. Ese chantaje no camina conmigo, mi hoja de vida está allí, revísela quien quiera revisarla, militancia, trabajos, declaraciones de impuestos, actitudes ante la derecha, actuación personal ante el golpe del 2002 lo que sea, pero sobre todo,  donde ha sido mi trabajo político y donde nado como pez en el agua, en los barrios y con la gente que sufre la cotidianeidad de buscarse la vida al igual que este servidor tan pela bola como el que más y con el mismo ritmo de vida de tal manera que al igual que cualquier funcionario soy Revolucionario, Bolivariano y profundamente Chavista. Pasemos pues al motivo esencial de este escrito.
Me tocó una vez escribir sobre la emblemática Flor de Venezuela y la radio que allí funciona haciendo una serie de críticas en aquella oportunidad que de alguna manera hirió susceptibilidades, aún hoy tengo la impresión que no dije nada que no fuese cierto, prueba de ello fue que semanas o meses después, hubo cambios en la gerencia de esa institución que abarca además los dos parques que circundan el Bosque Macuto. Esta vez vuelvo sobre el mismo tema reconociendo algunos logros que se ven en la infraestructura de los locales, tanto de la propia Flor como en los parques, sobre todo, en el nivel de capacitación del personal destacándose  la amabilidad para con el público, allí he tenido el placer de asistir a algunos actos de corte institucional y político, no se puede negar lo que hemos constatado incluso, allí hicimos bajo el marco del V Festival Víctor Jara un acto de malabaristas y cuenta cuentos.
Vamos a empezar por reconocer la crisis económica que vive el país y por supuesto, ello conlleva a que la nueva política requiere de un modelo autosustentable y el turismo no escapa a esa crisis y en gran medida ese rubro puede convertirse en una importante fuente de divisas, lo que no entiendo es cómo  en nuestro camino hacia el socialismo en la pretendida reorganización del conglomerado incluyendo la radio, a todas luces por más que revisamos los oficios entregados a los productores, no hay ni el más mínimo resquicio donde encaje ese elemento que pareciera que no se tomó en cuenta como lo es el pueblo pela bola, o lo decimos con un lenguaje más claro, esa reorganización está pensada con una clara concepción crematística y capitalista donde solo tendrá amplio disfrute todo aquel que pueda pagar por los servicios, por ejemplo, tres mil bs. fs. adultos y mil ochocientos bs. fs. los niños en el parque infantil de Macuto sin contar consumo, "¿qué familia de La Carucieña se puede dar ese lujo?".
Nada o poco se ha logrado en cuanto a la venta de helados de "Lácteos los Andes" en lo único que mejoraron fue en la manera de cobrar, pues ya hay punto de venta, allí el heladito mas barato esta por el orden de los mil doscientos cincuenta bs. fs. y qué decir del restaurant, por cierto últimamente permanece cerrado, allí un cafecito pequeño lo cobran en mil doscientos bs. fs., me aterra pensar que costaría un almuerzo de dos o tres personas, pensado para turismo de alto nivel económico. En los ejemplos antes expuestos debo reconocer que en cuanto a la "auto sustentabilidad" a los tecnócratas o economistas se les fue la mano y que pague quien pueda pagar, pero, ¿donde encaja aquí el pueblo pobre que se supone que debe ser el beneficiario del "socialismo"?.

Tengo en mis manos las propuestas radiales enviadas a los productores que por supuesto, aquí también tendrán ventaja aquellos que se muevan como pez en el agua en el ambiente publicitario y cuyos patrocinadores por los precios que observamos serán empresarios con su corazoncito capitalista, en resumidas cuentas, una emisora que nace de la acción heroica de una operación en que Carlos Ricardo Cisterna y un grupo de revolucionarios llevan a las instalaciones de La Flor de Venezuela todo el andamiaje de esa radio que la derecha quería secuestrar, a él a Carlos Ricardo Cisterna se le conmina a buscar clientes o si no a la puta calle, esa es la verdad, adiós en Radio La Flor 90.7 F.M. el emblemático programa "Latinoamérica", la emisora necesita "auto sustentabilidad" y como lo dice el frio comunicado, las nuevas propuestas incluirán, "¡el refrescamiento musical!" o sea que el panita Alí, Mercedes Sosa, Gloria Martin, Víctor Jara, Atahualpa Yupanqui, Silvio Rodríguez, Pablo Milanés, Horacio Guaraní y tantos otros además de los cantautores regionales como Araucara, Carota, Ñema y Tajá, DeKalafharis, Agua Salá, Mestizo, Cantaguaro, Pompilio Santeliz, La Puerka Zur, Badaraco y demás cantantes de la voz necesaria regional, deben jubilarse para darle paso a  Daddy Yanquee, Maluma o Chino y Nacho elementos "refrescantes" del hit parade regatonero y mayamero quienes venden que jode y se adaptan a los "nuevos momentos", una vaina parecida a Tves que de tanto criticar a RCTV terminó pareciéndose a ella, lo único que falta para que se rubrique con broche de oro, es que los rumores de un gran espectáculo de Sound Round se haga realidad en los proletarios espacios de "La Flor de Venezuela" para que lo disfruten los manitas blancas del este de Barquisimeto.
No merece Carlos Ricardo semejante injusticia, espero que alguien del Ministerio del Turismo estudie bien el caso, "¡qué cosas no!" yo que una vez llegué a pensar cándidamente que a este insigne luchador revolucionario le debían asignar la dirección de Radio La Flor 90.7 F.M. ¡iluso!.


Manolo Silva

No hay comentarios: