viernes, 13 de enero de 2017

Aram Aharonian: "EEUU utiliza armas de desorientación masiva" (Sputnik)

"Este nuevo ataque que se hace a los medios rusos es simplemente una forma de tratar de matar toda opinión alternativa a los medios hegemónicos occidentales. Esta guerra psicológica no quiere que uno piense sino que consuma y sienta la información sin que haya conexión entre sí. Van creando un imaginario colectivo donde la gente asume como verdades cosas que no sucedieron. Utilizan armas de desorientación masiva de la opinión pública", dijo al programa radial 'En Órbita' de Sputnik Aram Aharonian, experto en medios y fundador del canal venezolano Telesur.
Aharonian se refirió al informe de los servicios de inteligencia de Estados Unidos que sostiene que RT y Sputnik, medios de comunicación públicos de Rusia, fueron una pieza clave en la estrategia del Kremlin de favorecer al republicano Donald Trump. Además, la Inteligencia estadounidense acusa al Gobierno ruso por el hackeo y filtraciones de los correos electrónicos del Partido Demócrata que perjudicaron a la candidata Hillary Clinton durante la campaña electoral.



"Se ha quedado en el imaginario de que los rusos pudieran haber alterado de alguna forma los resultados de la urna en Estados Unidos, cosa que en todo caso habla muy mal de los servicios de información estadounidenses. Ahora hasta el propio Trump dice creer que hubo intervención de los rusos en cuanto a informaciones falsas que se transmitieron durante la campaña electoral", consideró el experto uruguayo.
© AFP 2016/ Vasily Maximov
Por otro lado, el exdirector de Telesur resaltó la ironía de las acusaciones de Estados Unidos en cuanto a una supuesta intromisión extranjera en los asuntos políticos internos. "Me parece muy gracioso todo esto sino fuera tan dramático", opinó.
"Estados Unidos lo sigue haciendo en todo el mundo desde hace varias décadas. Hay un estudio que dice que Estados Unidos ha intervenido para influir en el resultado de elecciones de otros países por lo menos 81 veces entre 1946 y el año 2000, lo que no incluye los golpes de Estado e intentos por derrocar gobiernos, los famosos cambios de régimen que se hicieron en varios países, sobre todo en el este europeo", agregó, señalando que esta cifra solo comprende "los intentos directos para influir en una elección a favor de una fuerza política pro estadounidense".
A su juicio, si se incluyen todas las intervenciones indirectas en una lista de injerencias practicadas por Estados Unidos en los procesos internos ajenos, como "golpes blandos y golpes duros en América Latina y el mundo", la cifra sería todavía más alta.

No hay comentarios: