martes, 27 de septiembre de 2016

PABLITO Y TEODORO, MAS DE VENEZUELA Y PODEMOS DE ESPAÑA, HERMANOS MELLIZOS. Por: Manolo Silva



No sé porque tengo la mala manía de meterme donde no me llaman pero, cuando uno ve desde este lado del charco esa tan parecida forma de hacer política allende los mares y la que se hace acá, uno empieza a descifrar códigos que se entrelazan con un parecido tal que asombra, cosa que no debería suceder porque, tanto allá como acá los modelos son los mismos y las consecuencias tal cual.
Comparemos por ejemplo las trasmutaciones camaleónicas de allá y hagamos símiles con las de acá, conste estoy reflexionando sobre aquellos que dicen o su génesis los encuadra como, izquierdistas, comunistas, marxistas, socialistas, republicanos, chavistas, bolivarianos, anarquistas, independentistas y un coñazo de "istas" para todos los gustos. 
Acaso no es como una copia al calco, salvando las distancias, un Teodoro Petkoff de aquí y un Pablo Iglesias de allá, solo que el de acá engañó durante mucho más tiempo y el de allá enseñó las costuras muy rapido. Teodorito como todos sabemos, después de haber embochinchado a infinidad de jovenes impetuosos, los embarcó en una lucha insurreccional que dirigía desde los cafetines de la Universidad Central, en esa lucha se inmolaron gran parte de esos jóvenes y luego con una desfachatez tremenda propició aquella vaina que le llamaron la "paz democrática" cuadrándose con la burocracia del Partido Comunista de la URSS eliminando de un solo coñazo los sueños de la lucha armada en Venezuela, luego sin ningún tipo de rubor, propició la división en el seno del PCV y gran parte de la izquierda venezolana para fundar una organización de "izquierdistas" intelectualoides que hasta embarcó a Mikis Tehodorakis en la composición del himno de ese MAS que nunca pasó de un tres por ciento del electorado y que vino a ser el recogedor de las migajas de esa mesa en que FEDECÁMARAS, la CTV, AD y COPEI, se comían el gran pastel del país y de esta manera convalidaron el Festín de Baltasar en que se había convertido la Venezuela de la cuarta república.
Finalmente Teodoro se ubicó en su espacio natural cuando fue nombrado ministro por Caldera y siendo el jefe de CORDIPLAN, le escoñetó la vida a cuanto obrero, campesino, viejito pensionado, estudiante, cabezas de familia que perdieron sus casas con los famosos créditos indexados o balón, hombres y mujeres que se les cruzaran por delante, privatizó, robó, vendió, liquidó a Venezuela como le dio la puta gana y además sacaba pecho y desafiaba a quien osara detenerle su alocada carrera en vender barata a esta queridísima patria. Esa mierda se vendió como un gran revolucionario y yo tengo la duda si el cambió en ese entonces o si ya venía así, inoculado por la CIA desde sus orígenes.
Pablito Iglesias, Podemos y todo su entorno, vienen de unas luchas parecidas a las de Teodorito, los pasos de Podemos con sus diferentes matices se parecen tanto al MAS de aquí, que uno se alarma y quisiera tener el poder de prevenir ese triste final que no merece ni la militancia ni ese partido a los que, un movimiento tan puro y tan bonito como el de los indignados parió.
¿Es justo que todas esas luchas en la calle, sean ya parte de una historia como lejana en la política española?, ¿ese gran movimiento se merece que Pablito y su gente en tan poco tiempo se haya mimetizado como un PSOE cualquiera?, ustedes allá en España se han dado cuenta que este Pablito, este Errejón, este Echenique ya no usan el mismo lenguaje del 15M, a Pablito le da vergüenza que lo confundan como chavista, el ahora es europeísta y "le pone condiciones a Rajoy" y se arrecha con el culito blanco de Ciudadanos y allí empezamos a desconfiar, y no solo yo desconfío, desconfía el pueblo español que lo castigó en la segunda elección y lo va a castigar en la tercera, porque, ni se le pone condiciones a Rajoy, ni se arrecha con culito blanco de Ciudadanos, Pablito es ni más ni menos que el Teodorito de aquí, o sea el y su partido estan entrando en el Festín de Baltasar de la reaccionaria política española imperceptiblemente, basta ver la ñoñada de los twitters montada con Errejón para darnos cuenta cual es la jugada de Pablito y sus secuaces, pasar a formar parte de ese circo que dirigen los banqueros, empresarios y billonarios españoles y el haciendo prestidigitación viene a ser como el mago que hipnotizará a los pendejos haciéndoles ver que estan haciendo la revolución o los cambios radicales en España, cuando la verdad es que están dándole durísimo a la teoría gatopardiana, el pueblo español no se merece semejante traición.
Manolo Silva

No hay comentarios: