domingo, 20 de diciembre de 2015

UNA REUNION, ALLEGRO ASSAI EN EL MUSEO DE BARQUISIMETO, CON UN FINAL, ALLEGRO MA NON TROPPO. (Crónica) Por: Manolo Silva

Sintiendo que los opositores se estan preparando para algo así como un asalto final al poder, no tengo porque dudarlo, ejemplos sobran, reciente estan los ejemplos de Honduras y Paraguay, solo para situarnos en latinoamérica y lo mas parecido a un golpe de orden legislativo, hemos venido padeciendo de un síndrome que se me ocurre llamarlo pos-electoral y en algunos casos razonable, en otros paranoicos, otros urgentes, algunos importantes, otros banales, otros pintorescos y así, pongale usted amigo lector el calificativo de su preferencia de acuerdo a la importancia que usted considere que deba darle de acuerdo al resultado positivo o no, segun su percepción.

Estuve en una de estas reuniones en un sector muy sensible del movimiento revolucionario como lo es la cultura, lo tranquiliza a uno saber que allí hay gente que verdaderamente está muy preocupada, basta oir con mucha atención a Martín Urteaga, gentil anfitrión ya que el acto se realizó en los espacios del Museo de Barquisimeto, quien hizo algunas reflexiones que obligan al auditorio a tomar lecciones de esta didactica intervención, sobre todo cuando indica con mucha claridad que "estabamos allí porque se perdieron las elecciones", una verdad como un templo!, pareciera que estabamos despertando de un letargo y este coñazo neto a la cara, nos recordó que veníamos como bien lo señaló Martin, de un eterno correr de arruga y que ya era hora de interpretar al pueblo y profundizar la lucha.

Entre otras intervenciones, un señor que no conozco que estaba sentado a mi izquierda y quien había esperado pacientemente su turno, dijo algo que nos debe llamar a una profunda reflexión, cuando habla de una falta de humildad de Maduro, no está descubriendo el agua tibia,todos los revolucionarios estamos contestes que hay que defender la revolución al lado del Presidente, ¡como sea! y eso solo se logra cuando el Presidente reconozca que no solo en el PSUV militan los revolucionarios, existe el Gran Polo Patriótico, organizaciones sindicales de todo tipo, campesinos, obreros, estudiantes, cultores y cultoras, pueblo en general que aún sin pertenecer a una UBCH, forman la gran masa del pensamiento progresista de este país, nuestro presidente Maduro no está ejerciendo ese cargo solo con los votos de su partido, otros factores fueron determinantes en su elección y creo que se debe ampliar el espectro en el aparato del estado, para ejercer una mayor contraloría social y eficiencia en el manejo de la cosa pública, teniendo en cuenta que el burocratismo, el clientelismo y el dejar hacer, han sido despues de la brutal guerra económica empresarial, los grandes culpables de la derrota del 6D.
Allí hubo una participación interesantisima de Ramón León, de los Consejos Comunales, representante de la Comuna Pio Tamayo, quien dejó muy claro que, son precisamente estos espacios a los que hay que terminar de empoderar, pareciera que la urgencia pos-electoral afloró un elemento contradictorio y es que, a este poder con rango constitucional se le logra poner en el tapete de la discusión, cuando lleva algunos años amalgamado como una cosa abstracta confundiendosele con las UBCH organo partidista que es un apendice del partido de gobierno, de hecho, forma parte de la maquinaria electoral del PSUV exitosa, pero que debe a mi entender abrirle paso a todas las tendencias que apoyan al proceso y no necesariamente servir a un solo sector de la revolución.
Melvin Rodríguez, tuvo como siempre una gran responsabilidad, como representante del Gabinete de Cultura del Estado Lara, habló de una manera muy detallada, con mucha claridad expuso la posición del equipo que representa, en medio de la alocución de un panelista, entró desde Caracas la llamada de Marcos Sarmiento, quien junto a otros dos representantes del Gabinete de Cultura, había sido elegido para la reunión convocada de urgencia por el Presidente Maduro.
Las informaciones bajadas por Marco, se sintieron como un alivio, ante la preocupación en la sala de algunos panelistas por las conclusiones en Caracas, Melvin recordó que lo que reflejaba Marcos en su intervención era practicamente coincidente con lo que se estaba debatiendo en el salón habilitado en el Museo de Barquisimeto ese dia.
Tambien intervinieron, Gerardo Rojas quien informó sobre los resultados de una reunión que tuvieron en otro foro en otra parte de la ciudad al que había asistido, es muy refrescante ver de nuevo a Gerardo Rojas en los espacios culturales e informativos de Barquisimeto, su capacidad organizativa es muy importante en los espacios de la lucha cultural Larense.
Me llamó mucho la atención una jovencita, quien llamaba a esquematizar y por lo tanto actualizar con elementos tecnológicos, este tipo de reuniones, lamento no saber su nombre porque fué muy clara y explicita en su intervención, es agradable observar como en este proceso la juventad viene ocupando todos los espacios con una visión futurista sorprendente y además con una seguridad intelectual tremenda.
FINAL
Dejé para esta parte, algunas consideraciones que sin animo de polemica quiero que se tome como una reflexión, entre ellas un comentario sobre la intervención de Johan Abarca de la que solo extraigo una frase y que explicaré mas adelante.
En primer lugar, aparentemente esta reunión era la segunda parte de otra que se había hecho en dias anteriores, alguien dijo por allí que había sido convocada para las 9 a.m., eran las once y todavía llegaba gente graneadita, a manera de autocrítica, me cuento entre los infractores e irresponsables que llegó despues de empezada la reuníon causando molestias e interrupciones en la sala de conferencias, pido disculpas por tan reprochable conducta.
Es desolador constatar la falta de público en este foro tan, si se quiere, ¡vital! para la conservación del proceso revolucionario, fue muy lamentable ver al camarógrafo de VTV tratando de arrejuntar a las casi treinta personas que allí habíamos para hacer una toma cerrada con la que presentó en el noticiero una croníca en cuanto a público asistente, falsa, ser revolucionario implica ser honesto.
Por último, para dirigir este tipo de foros es necesario que el o los directores de debates tengan los atributos idóneos o al menos la autoridad suficiente para dirigirlos, la gallera en que en algunos momentos se convertía esa reunión era pa´coge palco, tres minutos para cada panelista se podían convertir en dos, o en cinco, o en ocho, un pandemonium que practicamente interumpió la intervención de Johan Abarca que de su, a lo mejor excelente intervención, solo me quedó claro su proclama o grito final ,"¡LA PATRIA NO TIENE TRES MINUTOS!".

No hay comentarios: