miércoles, 15 de julio de 2015

Mancheta dedicada al nauseabundo canalla de "Robespierre"

«El que se miente a sí mismo y escucha su propia mentira, llega a no distinguir la verdad ni en sí ni en torno suyo; perdiendo entonces el respeto para él y para los demás. 
Al no respetar a nadie, deja de amar, ya para ocuparse y distraerse, en la ausencia del amor, se entrega a las pasiones y a los goces groseros, llegando hasta la bestialidad de sus vicios, lo que proviene de mentirse constantemente a sí mismo y a los demás»

Fedor Dostoievski 
(Del libro: Los hermanos Karamazov)

No hay comentarios: