martes, 9 de abril de 2013

Carta abierta de un Argentino, a la Venezolana Gledys Ibarra

Hersh Zakheim.- Desde luego a esta altura, y porque viene al caso, aunque no me lo hayas preguntado, te voy a explicar, porque le interesa a un argentino, un acto proselitista venezolano. 

Estimada Gledys
Quiero contarte que te conocí, a través de este  link de YouTube
Y llegue a él,  interesado por ver  el acto de apoyo,  al candidato Capriles,  de parte de algunos  artistas Venezolanos.
Mirando tu discurso en  el clip, me sorprendió tu calidad, desde la forma de pararte y enfrentar al público, la naturalidad de tus gestos, la modulación de tu voz. Pero en especial   la fuerza expresiva que trasmite el  tono de tu piel morena,  porque te diré, aunque se enojen conmigo las blanquitas pálidas,  jamás pueden trasmitir la nobleza y la intensidad  profunda, de un rostro moreno,  como forjado por la propia historia  Latino Americana.
Después de oír tu discurso, me metí en Internet buscando quien eras  y me entere que eres una actriz,  muy conocida en tu país y artista de telenovelas y películas.
Te diré,  que aunque no vi  ninguno de tus trabajos,  por la práctica que tengo en el rubro, pensé,  esta mujer tiene demasiada calidad,  para una telenovela,  donde se buscan  en general,  actores de menor nivel artístico.
Bueno todo esto que te cuento,  se debe,  a que  al mismo tiempo,  que me gustaste un montón, como personalidad, me pareció que estabas en un lugar equivocado. 
No te pasó a veces, en tu caso por ejemplo,  que elegiste  el papel equivocado,  en alguna telenovela?
A mí me pareció eso  y te diré que también me angustió,  que hayas interpretado  9 minutos,  de un organizado discurso político,  pero  con los aderezos de las telenovelas.
Allí había  emoción, lagrimas, amor….  en este caso declamado a la patria, y un poquitito de chismes, como los que se cuentan las vecinas,  en el barrio.
Te diré, que en los 9 minutos 56 segundos , que dura el Clip , mientras la cámara pasaba de tu rostro, a los de los que te acompañaban,  en el proscenio y al público asistente,  busque  infructuosamente un rostro moreno,  como el tuyo, y  no lo encontré.
Como puede ser me dije,  si esto es Venezuela,  no pueden ser todos los presentes,  blancos leche pálida.
Y te digo la verdad, comencé  a pensar que el tenor de  tu discurso,  quizás obedecía al miedo de estar sola,  entre tantos blancos. Con la historia de criminalidad y represión,  que tienen los blancos, desde la conquista de América, sería  comprensible.
Pero no, luego vi que  exhibías con orgullo,  tu documento de identidad venezolano. Respecto a eso quiero expresarte  que  no es el documento burocrático, por más lindo que sea, como tú dijiste,  el que te da la  identidad de tu país, en especial de un país Latinoamericano.
Se es venezolano o boliviano  o argentino, no importa en Latinoamérica , cuando se lucha por la independencia de ese país de los imperios colonialistas, pues si así no fuese, donde vives no es un país con identidad propia……..es una colonia,  Gledys.
Y serás venezolana  o boliviana o argentina, si luchas por el derecho de todo su pueblo,  sin excepciones a tener alimento, vivienda, salud y educación. Y sobre todo a no estar dividido entre unos pocos ricos y muchos pobres, .porque en ese caso esa o no es una vida feliz,  sobre todo para la mayoría de pobres. No creo que tengas orgullo de vivir en tal país.
Además blandiste varias veces el documento,  diciendo , gritando a veces, que tenías derechos , es cierto, pero no pensaste, que quizás también  tienes  obligaciones .Porque me dio la impresión , que   hablabas como una rica  patrona capitalista , las que siempre  tienen   derechos,  mientras sus obreros  explotados, solo tienen  obligaciones.
Sin ir más lejos estoy seguro que el Caprile Radonski, hijo heredero  de millonarios, también tenía su hermoso  documento en 1989, como el más pobre de los venezolanos,  que murieron  en el Caracazo. Solo que el documento de él,   tenía  todos los derechos y  no tuvo necesidad de bajar a hacerse matar,  para sobrevivir a la miseria.
Luego seguiste diciendo,   que viniste porque querías una Venezuela diferente, aunque en el Teatro donde se hizo el acto, por lo que vi,  ya estabas en una Venezuela diferente,  una Venezuela exclusivamente……… Blanca.
Pero ahí está el centro de la política, en saber qué país queremos  y para quien,  Gledys.
Entre otras cosas dijiste, que querías un país, con una gran  industria de televisión  y de medios,  para los jóvenes artistas y diseñadores.
Mira Gledys, te diré que Venezuela tuvo y  tiene,  una gran industria de medios  y televisión, como los tienen Méjico  Argentina, Brasil.
Te voy a contar un secreto.
El Imperio……..Estados Unidos,  siempre procuro que funcionaran, la  industria de los medios y la televisión en su patio trasero, como llamaban a los países latinoamericanos .Porque lo necesitan, para trasmitir las pautas culturales de dominación, mientras ellos se reservaban la industria de verdad, la que fabrica las cosas, que necesitamos imprescindiblemente para vivir.
Fíjate hasta qué punto,  fueron  generosos con la industria de medios y televisión latinoamericana,  que no hicieron  cuestión alguna,  en la industria de las telenovelas, que tú tan bien conoces, a las que lo único que le  controlan, es que  el contenido, no rompa el encanto, del cuentito de hadas  del capitalismo.
Además, porque saben, que solo los latinoamericanos,  pueden fabricar ese material, para adormecer  a sus pueblos,   que sea aceptable para el idioma y las costumbres,  de las clases medias y bajas  del continente.
En cambio fíjate,  como nos matan en la industria del cine,    donde tienen  el monopolio de la exhibición, en salas y en cadenas de cable,  del veneno de Hollywood  y nos cierran el camino, al cine latinoamericano.
Aquí tienes la respuesta, de porque no consigues,  los remedios que necesitas y tienes que pedir,  te cambie el doctor la receta. Porque la industria farmacéutica  venezolana,  está todavía por construirse y todavía el negocio de los remedios esta en manos  mayoritariamente de los capitalistas extranjeros y  no colabora con la política del estado bolivariano de bajar el precio de los medicamentos para el pueblo mayoritario.
Desde luego a esta altura, y porque viene al caso,  aunque no me lo hayas preguntado, te voy a  explicar,  porque le interesa  a un argentino, un acto proselitista venezolano.
Venezuela,  empezó a crecer,   frente a los ojos de los demás  pueblos  latinoamericanos, desde que apareció la figura del Comandante Chávez, en la realidad política del Continente.
Claro a aquellos Latinoamericanos, a quienes les interesa, el desarrollo independiente, económico, cultural y político, de su Continente.
Y no se te escapa seguramente, que la figura del Comandante Chávez, adquirió entidad Americana e  Internacional,  de tal nivel, que incluso sus opositores más acerbos,  se ven obligados a reconocerlo.
Entre esos opositores, que quizás mejor sería denominar enemigos, están los Estados Unidos de Norteamérica.
Y los yanquis, odiaban al Comandante,  porque este,   no solo procuro defender los intereses nacionales de su país, nacionalizando de verdad su petróleo,  sino que empezó a construir el Socialismo Continental.
Una tarea de gigantes,  pero de un nivel político extraordinario, pues  Chávez entendió, que estaba obligado a conseguir aliados en el mundo,  a abarcar el continente, que sin la ayuda y la protección de sus hermanos latinoamericanos, el socialismo en  Venezuela,  no tenía porvenir. Y en la construcción de ese sueño,  se le fue la vida.
Como era un  ser humano y no un Dios, aunque lo pareciese, no alcanzo a organizar y hacer, todo lo que había que hacer,  para que Venezuela, tenga su industria farmacéutica  nacional  desarrollada  y todas las industrias de alimentos que  Ustedes necesitan.
Pero si miras alrededor,  veras que Latinoamérica, es otra después de la lucha  de Chávez, que hay un manto protector,  de la independencia real de los países latinomericanos.Gracias al Comandante.
Y así, los  compañeros venezolanos que tomaron la posta, seguramente se sentirán  más sólidos para  cumplir con el mandato.
Por eso,  porque lo que Chávez hizo,  tiene que ver con la Argentina y  porque lo que el Che  hizo,  tiene que ver con Venezuela, es que me interesa saber,  quienes y como disputan el poder  en Venezuela.
Ahora tu Gledys, si necesitas  una industria farmacéutica  y una industria de alimentos  nacional,  no te lo va resolver  el candidato blanquito,  del imperio norteamericano. Es más seguro que lo va a lograr,  el candidato de la piel color Venezuela.
Sabes Gledys,  sería una lástima,  pero  sino cambias de discurso,  te me vas empequeñecer en mi recuerdo.
Afectuosamente
Hersh Zakheim

1 comentario:

Jose Lagardera dijo...

Excelente ! Ojalá Gledys Ibarra lea esto